junio 24, 2011

Noche de S.Juan...noche de brujitas blancas...

“¿No crees que ser curiosos es mucho más importante que ser parecidos? Porque somos diferentes podemos gozar la diversión de intercambiar mundos y regalarnos mutuamente nuestros amores y nuestros entusiasmos.”

Richard Bach

junio 20, 2011

FRASE PARA HOY...

Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.
Gabriel García Márquez

junio 18, 2011

Desde los afectos...

DESDE LOS AFECTOS

Como hacerte saber que siempre hay tiempo,
Que uno solo tiene que buscarlo y dárselo,
Que nadie establece normas salvo la vida,
Que la vida sin ciertas normas pierde forma,
Que la forma no se pierde con abrirnos,
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente,
Que no está prohibido amar,
Que también se puede odiar,
Que el odio y el amor son afectos,
Que la agresión porque si, hiere mucho
Que las heridas se cierran,
Que las puertas no deben cerrarse,
Que la mayor puerta es el afecto,
Que los afectos nos definen,
Que definirse no es remar contra la corriente,
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo más se dibuja,
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio,
Que negar palabras implica abrir distancias,
Que encontrarse es muy hermoso,
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida,
Que la vida parte del sexo,
Que el "porque" de los niños tiene un porque,
Que querer saber de alguien no es solo curiosidad,
Que querer saber todo de todos es curiosidad malsana,
Que nunca está de más agradecer,
Que la autodeterminación no es hacer las cosas solo,
Que nadie quiere estar solo,
Que para no estar solo hay que dar,
Que para dar debimos recibir antes,
Que para que nos den debemos saber como pedir,
Que saber pedir no es regalarse,
Que regalarse es, en definitiva, no quererse,
Que para que nos quieran debemos demostrar que somos,
Que para que alguien sea hay que ayudarlo,
Que para ayudar hay que saber alentar y apoyar,
Que adular no es ayudar,
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara,
Que las cosas cara a cara son honestas,
Que nadie es honesto porque no roba,
Que el que roba no es ladrón por placer,
Que cuando no hay placer en las cosas, no se está viviendo,
Que para sentir la vida no hay que olvidarse que existe la muerte,
Que se puede estar muerto pero en vida,
Que se siente con el cuerpo, con el alma y con la mente,
Que con los oídos se escucha,
Que cuesta ser sensible y no herirse,
Que herirse no es desangrarse,
Que para no ser heridos levantamos muros,
Que sería mejor construir puentes,
Que sobre ellos se va a la otra orilla, y también se vuelve,
Que volver no implica retroceder,
Que retroceder también puede implicar avanzar

¿Cómo hacerte saber que nadie establece normas salvo la vida pero con AMOR?

junio 16, 2011

ESTAMOS DORMIDOS????

Era un pueblo de la India cerca de una ruta principal de comerciantes y viajeros. Acertaba a pasar mucha gente por la localidad. Pero el pueblo se había hecho célebre por un suceso insólito: había un hombre que llevaba ininterrumpidamente dormido más de un cuarto de siglo. Nadie conocía la razón. ¡Qué extraño suceso! La gente que pasaba por el pueblo siempre se detenía a contemplar al durmiente.

¿Pero a qué se debe este fenómeno?
-se preguntaban los visitantes-. En las cercanías de la localidad vivía un eremita. Era un hombre huraño, que pasaba el día en profunda contemplación y no quería ser molestado. Pero había adquirido fama de saber leer los pensamientos ajenos.

El alcalde mismo fue a visitarlo y le rogó que fuera a ver al durmiente por si lograba saber la causa de tan largo y profundo sueño. El eremita era muy noble y, a pesar de su aparente adustez, se prestó a tratar de colaborar en el esclarecimiento del hecho. Fue al pueblo y se sentó junto al durmiente. Se concentró profundamente y empezó a conducir su mente hacia las regiones clarividentes de la consciencia. Introdujo su energía mental en el cerebro del durmiente y se conectó con él. Minutos después, el eremita volvía a su estado ordinario de consciencia. Todo el pueblo se había reunido para escucharlo. Con voz pausada, explicó:

--Amigos. He llegado, sí, hasta la concavidad central del cerebro de este hombre que lleva más de un cuarto de siglo durmiendo. También he penetrado en el tabernáculo de su corazón. He buscado la causa. Y, para vuestra satisfacción, debo deciros que la he hallado. Este hombre sueña de continuo que está despierto y, por tanto, no se propone despertar.

*El Maestro dice: No seas como este hombre, dormido espiritualmente en tanto crees que estás despierto. 

junio 15, 2011

Spinoza...

Dios hubiera dicho:
" Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho!
Lo que quiero que hagas es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida.
Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti.
¡Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros y fríos que tú mismo construiste y que dices que son mi casa.
Mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas. Ahí es en donde vivo y ahí expreso mi amor por ti.
Deja ya de culparme de tu vida miserable; yo nunca te dije que había nada mal en ti o que eras un pecador, o que tu sexualidad fuera algo malo.
El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría. Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho creer.
Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas que nada tienen que ver conmigo. Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus amigos, en los ojos de tu hijito... ¡No me encontrarás en ningún libro! Confía en mí y deja de pedirme. ¿Me vas a decir a mí como hacer mi trabajo?
Deja de tenerme tanto miedo.  Yo no te juzgo, ni te critico, ni me enojo, ni me molesto, ni castigo. Yo soy puro amor. Deja de pedirme perdón, no hay nada que perdonar. Si yo te hice... yo te llené de pasiones, de limitaciones, de placeres, de sentimientos, de necesidades, de incoherencias... de libre albedrío
¿Cómo puedo culparte si respondes a algo que yo puse en ti?
¿Cómo puedo castigarte por ser como eres, si yo soy el que te hice?
¿Crees que podría yo crear un lugar para quemar a todos mis hijos que se porten mal, por el resto de la eternidad?
¿Qué clase de dios puede hacer eso? Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, de cualquier tipo de leyes; esas son artimañas para manipularte, para controlarte, que sólo crean culpa en ti.
Respeta a tus semejantes y no hagas lo que no quieras para tí. Lo único que te pido es que pongas atención en tu vida, que tu estado de alerta sea tu guía. Amado mío, esta vida no es una prueba, ni un escalón, ni un paso en el camino, ni un ensayo, ni un preludio hacia el paraíso. Esta vida es lo único que hay aquí y ahora y lo único que necesitas.
Te he hecho absolutamente libre, no hay premios ni castigos, no hay pecados ni virtudes, nadie lleva un marcador, nadie lleva un registro. Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.
No te podría decir si hay algo después de esta vida, pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir. Así, si no hay nada, pues habrás disfrutado de la oportunidad que te di. Y si lo hay, ten por seguro que no te voy a preguntar si te portaste bien o mal, te voy a preguntar
¿Te gustó?... ¿Te divertiste?... ¿Qué fue lo que más disfrutaste? ¿Qué aprendiste?... Deja de creer en mí; creer es suponer, adivinar, imaginar. Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti.  
Quiero que me sientas en ti cuando besas a tu amada, cuando arropas a tu hijita, cuando acaricias a tu perro, cuando te bañas en el mar. Deja de alabarme, ¿Qué clase de Dios ególatra crees que soy?
Me aburre que me alaben, me harta que me agradezcan.
¿Te sientes agradecido? Demuéstralo cuidando de ti, de tu salud, de tus relaciones, del mundo.
¿Te sientes mirado, sobrecogido?... ¡Expresa tu alegría! Esa es la forma de alabarme.
Deja de complicarte las cosas y de repetir como perico lo que te han enseñado acerca de mí.
Lo único seguro es que estás aquí, que estás vivo, que este mundo está lleno de maravillas.
¿Para qué necesitas más milagros? ¿Para qué tantas explicaciones?  
No me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro... ahí estoy, latiendo en ti.
Spinoza

junio 14, 2011

Abstract artist Aelita Andre


En la galería Agora en Manhattan, Nueva York, se inauguró la primera exposición personal de una pintora de Australia, Aelita Andre. Esta artista destaca sobre otros por su edad: solo tiene cuatro años.

Angela Di Bello, la directora de la galería, explica que al examinar los cuadros de Aelita no sabía a quién pertenecían. Quedó sorprendida por los colores, la composición y la dinámica de los mismos, y aún mucho más cuando supo que la autora resultó ser una niña.

Aelita Andre/ X (Southern Cross)


La exposición tiene éxito. Unas treinta pinturas de la artista se han vendido a coleccionistas privados, una de ellas por 30.000 dólares.


Aelita Andre/ Eagle Nebula

Los padres de Aelita, el pintor australiano Michael Andre y la fotógrafa rusa Nika Kalashnikova, afirman que su hija empezó a interesarse por la pintura a una edad todavía más tierna. Su padre cuenta que tenía nueve meses cuando vio un lienzo extendido en el suelo y se apropió de este. Michael y Nika rechazan las acusaciones de explotación del trabajo infantil afirmando que su hija pinta con placer y escoge por su propia voluntad tanto el tiempo, como los colores para la pintura.

Soy el único responsable de mis actos Video Motivación Liderazgo Superac...

junio 11, 2011

LA ACEPTACIÓN...“la experiencia no es lo que le sucede al hombre, es lo que el hombre hace con lo que le sucede”.


La aceptación es la llave que abre la puerta de tu transformación, del cambio que deseas en ti, de tu libertad. Es la llave de tu progreso, de tu desarrollo como persona. “Contra lo que te resistes persiste, lo que aceptas, se diluye”.
es importante aceptar el pasado y hacer las paces con él. Aceptar y soltar. Aceptar lo ocurrido y dejarlo marchar. El pasado no puede ser modificado, ni con oraciones, ni con maldiciones, ni con arrepentimientos. Es en ese momento en el que toca aceptar el destino absolutamente, sin mirar atrás. No hay otro modo en el que puedas ser libre. No hacerlo así es vivir esclavo de tu pasado. A veces he conocido a personas a las que les ha ocurrido algo terrible en su vida (algo que desde luego desearía que no me ocurriera a mí) y me he preguntado que ha sido peor, si lo que les ocurrió o como se han quedado enganchadas en eso, en la lamentación, en la culpabilidad, en el rencor… (en la no aceptación), viviendo esclavas de ese hecho pasado el resto de sus vidas.

Dos de los pilares de la visión de Milton Erickson sobre la psicoterapia y, más allá, yo diría que sobre la vida misma, fueron la aceptación y la utilización. Erickson aceptaba lo que ocurría en su vida y lo utilizaba para seguir creciendo, para continuar desarrollándose como persona. Erickson tuvo serios problemas de salud a lo largo de su vida que aceptó y utilizó para construirse como un ser humano más fuerte, más pleno. No estoy diciendo que sea fácil. Me temo que ese es el arte del vivir. Como decía Aldous Huxley, “la experiencia no es lo que le sucede al hombre, es lo que el hombre hace con lo que le sucede”.

Como también hemos visto, la aceptación es también lo que te permite desarrollar la fundamental emoción del apego seguro, la sensación de pertenencia al grupo, a la familia. Ello te permite después, cuando dejas de ser niño, individualizarte como persona en la confianza de que puedes ser distinto y, al mismo tiempo, seguir perteneciendo al grupo, a la familia. Educar a los hijos no es tarea fácil. Tener como prioridad aceptar a la persona (al niño) y, desde ahí, trabajar sobre la tarea (educar), te puede dar una mayor flexibilidad y eficacia a la hora de lidiar con sus problemas. También hemos visto algunas anécdotas en las que “curiosamente”, cuando la madre aceptaba el “síntoma” de la hija era también cuando comenzaba su transformación. La aceptación, el amor, es sanador en sí mismo.

¿Cuántos de vosotros no habéis sentido alguna vez no ser lo suficientemente buenos? ¿Cuántos consideráis que habéis recibido de vuestro padre o madre una aceptación incondicional tal que os ha permitido sentir ese fundamental apego seguro plenamente, sin fisuras? Quizá no muchos levanten la mano… Es como aquel niño que contesta a la pregunta del padre “¿qué crees tú que has de hacer para que yo te quiera?”, diciendo: “sacar buenas notas, comerme toda la comida del plato…”. Ah, amigo, eso es amor construído sobre resultados y eso no es lo que quieres oír… Lo que te gustaría escuchar es que te quieren por ti mismo, sin más. Lo que desearías oír es lo que el padre de la historia le contesta a su hijo: Equivocado —replicó el padre, mientras miraba a su hijo con ternura y David quedaba sumido en un silencio lleno de desconcierto—. Simplemente, inhala y exhala, hijo. Eso es todo.

Y el caso es que… No sé si alguna vez has visitado la UCI pediátrica de un hospital y visto la cara de los padres que se pasean por allí pero yo juraría que por muchas trastadas que hayan hecho sus hijos antes del ingreso hospitalario, si les preguntas a esos padres en ese momento… que necesita hacer su hijo para hacerles felices, estoy convencida que te dirían, como el padre de David: Simplemente, inhalar y exhalar. Eso es todo.

Así que quizá puedas reflexionar sobre la cara que hubieran puesto tus padres si te hubieran visto en la UCI pediátrica. Si eres creyente, recordar que “Jesucristo te quiere tal y como eres.” Decidir, como adulto, apadrinarte y aceptarte a ti mismo. Elegir, vista su importancia, aceptar a los demás. Aprender de tu respuesta interior cuando encuentres interferencias para aceptarlos…

No podrás cambiar aquellas partes de ti que quieres cambiar, si antes no las aceptas amorosamente, apadrinándolas. Puedes aceptarte a ti mismo, a pesar del problema, a pesar de tus defectos, a pesar de tus errores. Einstein decía que se equivocaba en un 50 % de las ocasiones y ¡era Einstein! Todos cometemos errores. De hecho, la vida es un camino de aprendizaje y el método usual de aprender es el de prueba-error-corrección. Tanto es así que creo que deberíamos hablar de exploración-resultado-avance. La perfección no existe. No existe ser humano perfecto. Recuerdo haber escuchado a Gustavo Bertolotto preguntar a sus alumnos si preferían ser completos o ser perfectos…

La aceptación del problema y la aceptación de ti mismo a pesar del problema es la llave de la transformación, del cambio. No cedas tu centro al problema. Aunque estés pasando por un mal momento, siempre existe la posibilidad de que puedas retornar a tu centro y desde allí mirar y ver la situación con otros ojos, con más claridad. Observar la situación con curiosidad y pregúntate como puedes apadrinar y utilizar eso, respetuosamente, para ir más allá y seguir creciendo, continuar desarrollándote como persona. Pensar sobre la intención positiva de tu conducta y de la de los demás (seguramente, cubrir una necesidad…), explorar la oportunidad que se esconde tras una crisis… perdonar los errores propios y ajenos y agradecer los dones propios y regalos recibidos de los demás, agradecer también a la vida el haber llegado hasta aquí. Como dice mi colega Luis Bueno, el perdón y el agradecimiento son buenos complementos de la aceptación…

“el resentimiento es como ese veneno que fluye por nuestro sistema circulatorio causando estragos mucho después de haber sido mordidos por la serpiente. No es el mordisco lo que nos mata, sino el veneno”

El odio es uno de los sentimientos menos saludables que conozco. Dice Wayne W. Dyer que “el resentimiento es como ese veneno que fluye por nuestro sistema circulatorio causando estragos mucho después de haber sido mordidos por la serpiente. No es el mordisco lo que nos mata, sino el veneno” (1).

El tema no es tanto enfadarte como no soltar ese enfado. Si te lo quedas dentro, se irá extendiendo… y eso causa sus efectos.

Quizá ese alguien (o algo) en el que ahora puedas estar pensando no se merezca que tú le perdones pero tú si te mereces vivir en paz y, por ello, tú si te mereces perdonar… para recuperar tu equilibrio, tu bienestar, tu paz interior, para volver a vivir en armonía contigo mismo, con los demás, con la vida.

Más allá, puedes empezar a ver tus momentos de enfado como una oportunidad para aprender como liberarte de esas emociones de baja energía que te debilitan y sustituirlas por otras emociones de alta energía que te fortalecen. También para empezar a tomar conciencia de que pensamientos sobre ti mismo, los demás o la vida son los detonantes de tus enfados. Incluso para empezar a llamar por su nombre, enfado, aquello que antes denominabas de otra manera, quizá, como ansiedad.

Nuestra cultura nos ha enseñado que exteriorizar la ira es algo negativo, tanto que muchos han optado por reprimirla y no sólo de puertas afuera sino que tampoco se dan permiso para reconocerse a sí mismos estos sentimientos de odio en su diálogo interno. Ese conflicto reprimido (no me doy permiso para sentir ira pero, inconscientemente, la siento) desde luego que también causa sus efectos y también acaba por exteriorizarse aunque con otros disfraces.

Quizá hayas oído decir que no es bueno reprimir la ira, que si te la guardas dentro de ti puedes acabar quizá incluso somatizándola en tu cuerpo, con una migraña, por ejemplo. Sea como fuere, no es bueno quedarse enganchado en una emoción de odio. Creo que acierto al pensar que lo más probable es que no te guste enfadarte y, que si esto ocurre, lo que deseas es soltar esa emoción, liberarla cuanto antes ya que es algo bastante desagradable, para ti… y también para los que te rodean. Así que puedes plantearte soltarla cuanto antes, dejarla salir en formas que no sean destructivas para ti o para los demás. Quizá seas de los que la sueltan a raquetazos en el frontón o de aquellos otros que practican técnicas de liberación emocional como EFT-Tapping (técnica que te recomiendo especialmente ya que resulta muy saludable). Sin embargo, creo que, en cuanto a meta final, puede ser incluso mejor aprender a pensar de forma diferente para no crear esa rabia dentro de ti (o al menos disminuir las veces en que la creas).

Al final del camino, resulta que la ira ha sido generada por uno de tus pensamientos. Si cambias ese pensamiento, dejarás de generar esa emoción de baja energía que te debilita y podrás sustituirla por otra de alta energía que te fortalezca: el perdón. El perdón es probablemente el mayor acto curativo (sino realmente el único) para sanar el resentimiento. Esto es lo que me propongo explorar en las próximas entradas del blog.

Nota: (1) “Diez secretos para el éxito y la paz interior”

junio 10, 2011

Mujeres que corren con los lobos



Citas tomadas del libro
"Mujeres que Corren con los Lobos"
por Clarissa Pinkola Estés, Analista Junguiana

… La diferencia entre vivir desde el alma y vivir sólo desde el ego, radica en tres cosas:
1. la habilidad de percibir y aprender nuevas maneras,
2. la tenacidad de atravesar senderos turbulentos
3. y la paciencia de aprender el amor profundo con el tiempo.
Sería un error pensar que se necesita ser un héroe endurecido para lograrlo. No es así. Se necesita un corazón que esté dispuesto a morir y nacer, morir y nacer una y otra vez …”
“… Ser nosotros mismos, nos causa ser exilados por muchos otros. Sin embargo, cumplir con lo que otros quieren, nos causa exilarnos de nosotros mismos …”
“… Quienes no encuentran deleite en aprender (nuevas ideas o experiencias), no podrán desarrollarse más allá del punto en el camino donde descansan ahora …”
“… Es peor quedarse donde uno no pertenece en absoluto, que vagar perdido por un tiempo. Nunca es un error buscar lo que uno requiere …”
“… Para amar el placer se requiere de muy poco. Para amar verdaderamente, se requiere de un héroe que pueda manejar su propio miedo. Es un acto del más profundo amor, permitirse a uno mismo ser movido por el alma salvaje de otro …”
“… A veces no hay palabras para alentar la valentía. A veces debes simplemente saltar …”
“… Cuando dos personas se aman, hay tanto un corazón como un aliento. Mientras un lado del corazón se vacía, el otro se llena. El amor en su forma más plena, es una serie de muertes y renacimientos …”

junio 06, 2011

"LA OPORTUNIDAD ES UN SOPLO DE LA VIDA...LLEGA SIN AVISAR"

QUE ES LA OPORTUNIDAD?

El sabio maestro, contemplaba el valle desde lo alto de la colina, junto a una roca donde meditaba, desde allí observaba con profunda paz el atardecer, adornado por las flores de los almendros.

Siempre observaba los atardeceres como ejercicio espiritual.

Una tarde, en mitad de aquel ocaso y silencio, se acercó su aprendiz, y rompiendo aquel silencio, le preguntó:

- Maestro, ¿qué es la Oportunidad? El maestro busco en los ojos del aprendiz y posteriormente volvió su mirada al horizonte, tras unos segundos de silencio, respiró hondo para posteriormente volver al silencio.

Tras unos minutos, el aprendiz no comprendía su actitud de silencio.

De repente, el Maestro levantó la mano a la altura de sus ojos y posteriormente la extendió con el plano del horizonte.

Fue entonces en ese preciso momento cuando de repente, una sutil y ligera brisa recorrió el lugar y sin esperarlo, una mariposa llegó volando y se posó en su mano.

El aprendiz quedó asombrado de la belleza de aquella mariposa y ver como movía las alas en la mano de su Maestro y pensó.... debería cerrarla para cojerla.

Después de unos minutos, y sin que el Maestro se inmutase, la mariposa volvía volar siguiendo su curso natural.

Fue entonces cuando el Maestro le dijo al aprendiz:

“La oportunidad es un soplo de la vida, llega sin avisar”

“Debes aprender a contemplar, y al mismo tiempo disfrutar el momento ofrecido, sin querer atraparlo, amando lo que te rodea y agradeciendo por ello, todo fluye de manera natural, nada tiene un rumbo definido, cada oportunidad es única, igual que cada atardecer es único”.



- Gracias - le dije.... al maestro.

junio 03, 2011

"Sonreír es la mejor manera de estar en el mundo"Jesús Martínez Bueno, marino mercante, abogado y monje zen

¿Por qué marino?
 Porque cuando estalló la Guerra Civil tenía 14 años, y si me movilizaban prefería el mar.

Pero no le movilizaron.
No, pero cuando estalló la Segunda Guerra Mundial estaba embarcado en uno de los dos únicos navíos que hacían la línea de Filadelfia a Sevilla. Por suerte, me tocó el que no fue torpedeado.

Quince años navegando.
El mar te da un sentimiento de unidad. Allí entendí lo que es ser ciudadano del mundo. El mar da mucho; y sustos también: el periscopio de los alemanes, las minas, los tornados... Mi vida ha peligrado muchas veces.

¿Y?
La muerte existe, pero uno se olvida de que se tiene que morir y permite que la vida le angustie. Buda le dijo a los Kalamas: No creáis a nadie; escuchad, y si lo que dicen está de acuerdo con vuestra razón y creéis que puede ser útil a vosotros y a todos los seres vivientes, aceptadlo; si no es así, rechazadlo.

¿Qué tiene que ver eso con la muerte?
La muerte no se conoce y es mejor no especular. Hay que tener la aspiración de saber y la humildad de reconocer que no sabes.

Ya.
En el mar también aprendí la tristeza de las despedidas y las alegrías del retorno. Es posible que le deba a esa sana distancia mis 60 años de matrimonio.

Pero se cansó de la distancia.
Decidí estudiar Derecho. Cuando empecé a ejercer vi que todos querían tener la razón y comprendí que tenía que ser muy honesto.

¿Ha rechazado casos?
El de los culpables. Fui tan purista que no tengo ni coche, vivo con poco.

¿Usted era católico?
Sí, y no digo que no lo sea, no me preocupa, pero los dogmas no me entran en la cabeza.

¿Cómo descubrió el budismo?
Llegó el movimiento hippy, que me era muy simpático, una manera nueva de despertar, y vinieron grandes gurús de India. A todos meacerqué, pero no me convencían los dogmas, ni la creencia en la reencarnación. Así llegué al zen, que trajo a Europa y a España el maestro Taisen Deshimaru.

Usted lo trajo a él.
Sí, hace 30 años, para inaugurar el Dojo Zen Naranda que dirijo. Descubrir el zen es lo mejor que me ha sucedido en la vida, por la tranquilidad que me ha dado, por cómo entiendo ahora el mundo y al ser humano.

¿Cómo?
Ante todo hermano. El mundo es de todos, no por el hecho de haber nacido aquí uno tiene más derechos que otro que ha nacido en otro sitio. La tierra no tiene dueño, tiene gente que se ha apropiado de ella.

Es la tendencia.
Antes representaba el budismo zen en el parlamento de las religiones, entre grandes maestros con ánimo de fraternidad, pero cada cual defendía sus intereses. Tuve la osadía de proponerles el ejercicio de reconocer que todos estamos equivocados en lo que creemos como verdadero ya que nadie tiene la capacidad de conocer la verdad. Se armó un buen barullo.

¿Qué ha sido lo más difícil?
La muerte de mi hermano con 14 años a consecuencia de la guerra, de la necesidad. Mi madre le dijo: “Piensa en la Virgen”. “La estoy viendo”, dijo mi hermano, y así murió. ¿Qué vio?... Vivo con esa duda.

¿Es usted de los que piensan que ningún tiempo pasado fue mejor?
Creo que la evolución es permanente, una ley que desconocemos, y que debemos regirnos por otra manera de pensar, y que ese cambio está a la vuelta de la esquina.

¿Dónde ha encontrado la alegría?
En vivir, llevo mucho tiempo agradeciendo al sol su calor.

¿Qué aconsejaría a la gente joven?
Que piensen, que razonen, que tengan siempre en cuenta que todo lo que hacemos produce un efecto.

Pasarse dos horas meditando de cara a la pared ¿qué sentido tiene?
  Cuando buscas el sentido de las cosas te equivocas. No tienes que buscar sentido, sino experiencia. Y cuanto más quieras conseguirlo, más lejos se irá el objetivo. Las cosas no tienen un propósito, son. El que medita para encontrar no encuentra nada. El que medita para percibir... ¿quién sabe?

¿...?
Nosotros practicamos tiro con arco y no tenemos blanco porque no hay nada a donde apuntar. La diana es tu propio corazón.

¿Qué es para usted un maestro?
El que te enseña a ponerte los zapatos para que puedas caminar. Todos somos caminantes y el camino está debajo de tus pies.

¿Qué persigue?
Sabiduría y compasión. Yo mismo ahora estoy en una situación muy especial, porque estoy hablando con una sombra, no veo su cara, no sé si sonríe, si está triste o distraída.

Sonrío.
Esa es la mejor manera de estar en el mundo, por eso yo también sonrío aunque no sepa si usted me está mirando. Hay que saber adaptarse a las situaciones, si no, estás en permanente rebeldía, como Manolita.

¿Quién es Manolita?
Una amiga de mi mujer que tiene 90 años y está angustiadísima porque no se quiere morir. Es necesario vivir en paz.

...Y con humor.
Quien no tiene sentido del humor, no tiene sentido de vida.

junio 01, 2011

Manteniendo a raya el Ego

PARA MANTENER A RAYA EL EGO:
1- Deje de sentirse ofendid@.2- Abandone su necesidad de ganar.3- Abandone su necesidad de tener la razón.4- Abandone su necesidad de ser superior.5- Abandone su necesidad de tener mas.6- Deje de identificarse según sus logros.
7- Olvídese de su reputación.Dr Wayne W. Dyer

Profesores griegos asaltan la TV Pública - La Revolucion Comienza


Esperemos que esto no ocurra en España...