diciembre 27, 2011

A tus hijos puedes enseñarles a volar...

A tus hijos puedes enseñarles a volar...
Pero jamás deberás volar por ellos..
Cada quien tiene que aprender a caer y retomar el vuelo sol@

diciembre 22, 2011

Dolor de cuello???

Decidido, me quedo rígido y si me mueve, vendrá el dolor. ¡A ver si llega a la consciencia el mensaje!

-¿Qué mensaje, amigo?-le dijo el esternón al cuello, y éste, tieso como una farola, le contestó:

-Cuando se desconecta el corazón del cerebro, me tenso… no se puede tener una mente tan fría y cerrar el paso al calor que llega de ahí abajo. Soy como un puente en el que han puesto un cartel de “cerrado el paso”.

El hueso miró hacia arriba y le contestó:

-Bien pensado, señor cuello, porque aquí con tanta desconexión, está subiendo la temperatura… no te extrañe que detrás de una tortícolis no interpretada, sobrevenga cualquier otra alteración de cardiaca o pulmonar.

Pero el dolor de cuello sí fue escuchado y la emoción fue reconocida y reconducida. Y es que no hay nada como atender a los mensajes del cuerpo para sanar de verdad el desequilibrio del alma.

Plano Creativo.

***
El Cuello, Un Desfiladero Por El Que Corre La Vida.
El cuello, en el que se alojan traquea, esófago y parte de la médula espinal, es un estrecho canal por el que pasan al mismo tiempo el aire, el alimento y el agua, y la información. Al mismo tiempo contiene la laringe que produce la voz. El cuello es comunicación y relación en el interior y hacia el exterior. Junto con las vértebras cervicales, también representa la flexibilidad y la capacidad de ver lo que hay detrás.

No es de extrañar que un punto anatómico en donde se suele situar la angustia sea en el cuello. Inconscientemente sabemos que podemos morir por él: ahogados, descoyuntados, estrangulados, desfallecidos de sed o de hambre o paralizados por un golpe en la nuca.

De nuevo, las expresiones coloquiales hablan de manera figurada de lo que literalmente es: “me ahogo de pena”, “estoy de deudas hasta el cuello”, “me tiene con la soga al cuello este asunto”…

El cuello, al mismo tiempo separa y une lo intelectual, la cabeza, con el resto del cuerpo: lo emocional, lo creativo sexual y lo material. Es la unión y comunicación entre lo de arriba y lo de abajo; el “cuerpo espiritual con el material”. Desde arriba pasa el aire, los alimentos y las órdenes del cerebro. Desde abajo fluyen las emociones y los mensajes que el cuerpo envía al cerebro.

A más opresión, más problemas de integración entre ese ego y los demás. La persona que no acepta lo que siente en el cuerpo con su intelecto, puede vestir con cuellos apretados, bufandas y pañuelos que limiten toda la expresividad emocional que se aprisiona en su pecho. El extremo se alcanza cuando mantenemos una actitud interna inflexible y nos negamos a cambiar bajo ningún concepto, lo que puede obligarnos a llevar un collarín. Una metáfora de nuestra poca flexibilidad.

La forma en que se sostiene a la cabeza simboliza la posición del individuo en el mundo. La primera vértebra cervical, atlas, como el titán que sostenía la bóveda celeste, sostiene la bóveda craneana, es decir, nuestro mundo.
La persona que está dispuesta a aprender y a experimentar, que no se deja influenciar por actitudes negativas como “no puedo, o no quiero”, no acumulará tensiones en el cuello, se sentirá seguro con sus ideas y sentimientos.
Veamos algunos ejemplos:
*El cabizbajo -> ofrece su nuca para seguir humildemente recibiendo “los golpes de la vida”, mira la realidad de manera muy parcial, mirando sus propias desgracias, se pierde gran parte de lo positivo que le ofrece estar vivo.

*Caminar con la cabeza erguida -> la barbilla es símbolo de la voluntad, llevarla levantada es señal de que el sujeto desea que todo se haga según su voluntad. El mundo debe estar a sus pies.

*Inclinar la cabeza hacia la izquierda -> Abre la visión del campo visual derecho, el polo masculino, lo que lo hace más fuerte y determinante. Conecta con la mirada al mundo heredado del linaje paterno.

*Inclinar la cabeza hacia la derecha -> Abre la visión del campo visual izquierdo, el polo femenino, lo que hace la atmósfera más suave, sensitiva y da paso a la intuición. Se asoma al mundo desde la mirada del linaje materno.
Cualquier inclinación del cuello es limitante y evitativa. El colmo de este desequilibrio lo da la tortícolis, cuando una mitad de la realidad se anula por completo.

El temor al ridículo, a la humillación, a expresarse, la sobrecarga y el agobio, también pueden conducirnos hacia dolores y problemas en el cuello.

Esta reflexión nos hace concluir que el equilibrio y la apertura son las bases para vivir y comunicarnos de manera sana, tanto hacia el interior, como hacia el exterior. Debemos ser flexibles para tener en cuenta otras perspectivas, otros puntos de vista, otras maneras de ver y de hacer las cosas.

diciembre 19, 2011

LAS EXPECTATIVAS

La gente, las situaciones, las cosas y “el destino” no nos fallan, son nuestras expectativas esa aparentemente inofensiva y sutil forma de inmoralidad.

Dicen por ahí que las copias, esas que nos mandan hacer en el colegio cuando somos niños, no sirven para nada. Dicen que no se aprende nada con ellas.

Sostiene la gente entendida que para aprender el aprendizaje debe ser significativo, es decir, que solo aprendemos lo que nos interesa de verdad, lo que nos motiva, lo que vivimos, lo que significa algo para nosotros.

Pues bien, nuestra tozuda manía de crearnos expectativas lleva toda la vida haciéndonos sufrir y todavía no lo hemos aprendido. Se supone que en este caso el sufrimiento debería ser suficiente aprendizaje y deberíamos de dejar de crearnos esas expectativas que lo causan.

Pues no terminamos de aprenderlo y seguimos “espectando”, sobre las cosas, sobre las situaciones, sobre lo que va a suceder o no, sobre cosas sobre las que no se tiene absolutamente nada de control, como los juegos de azar, como el clima (lluvias o no lluvias), sobre los gobernantes, nuestros deportistas o equipos favoritos, sobre los libros que no hemos leído o las películas que no hemos visto, pero sobre todo y por encima de todo sobre las personas… llámense: familiares consanguíneos o políticos, pareja, hijos, jefes, subalternos, compañeros de trabajo, vecinos conocidos y hasta de desconocidos.

Así que como no aprendemos sufriendo, vamos a probar del modo tradicional, a ver si funciona, y puede ser que ni así.


Copia cien veces:

* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho
* Crearme expectativas me hace sufrir mucho………

diciembre 16, 2011

Es tan responsable el manipulador/a, de querer llevar los hilos de vida de los demás, como aquel que deja que sus propios hilos sean movidos por otros/as, y eso se lleva a todos los planos de convivencias hasta la presidencial.

 La enfermedad de la manipulación es la misma: controlar a través del miedo del otro/a, y el miedo se elimina pasándolo por encima a través del amor propio e información de un nivel de conciencia baja a mas elevada.

diciembre 12, 2011

EL ROBLE

El Roble

En la plaza central del pueblo debían quitar un gran roble, el enorme árbol, que con el paso de los años se había convertido en un símbolo del lugar. Hasta en el escudo del pueblo se dibujaba su silueta. El roble se había enfermado de un extraño virus. Corría el riesgo de caerse y de contagiar a los árboles más cercanos. Ya se había hecho todo lo posible por salvarlo y la triste determinación de derribarlo provocaba en los vecinos una profunda sensación de impotencia.
No es fácil determinar la causa de un problema y no es el camino más agradable tomar la decisión de solucionarlo.
Los leñadores llegaron una mañana con sierras automática y hachas. Los vecinos se reunieron en la plaza para presenciar su caída. Esperaban oír el estrépito producido por el choque del inmenso árbol contra el suelo. Suponían que los hombres empezarían a cortarlo por el tronco principal en un lugar lo más pegado a la tierra. Pero en vez de ésto los hombres colocaron escaleras y comenzaron a podar las ramas más altas
En ese orden de arriba hacia abajo cortan desde las más pequeñas hasta las más grandes. Así cuando terminaron con la copa del árbol, sólo quedaba el tronco central, y en poco tiempo más aquel poderoso roble yacía cuidadosamente cortado en el suelo.
El sol, ahora cubría el centro del parque, su sombra ya no existía, era como si no hubiera tardado medio siglo en crecer, como si nunca hubiera estado allí. Los vecinos preguntaron por qué los hombres se habían tomado tanto tiempo y trabajo para derribarlo. El más experimentado leñador explicó: cortando el árbol cerca del suelo, antes de quitar las ramas, se vuelve incontrolable y en su caída, pueden quebrar los árboles más cercanos o producir otros destrozos. Es más fácil manejar un árbol cuando más pequeño se le hace.
El inmenso árbol de la preocupación, que tantos años ha crecido en cada uno de nosotros, puede manejarse mejor si se lo hace lo mas pequeño posible. Para lograrlo, es aconsejable podar en principio, los pequeños obstáculos que nos impiden el disfrutar de cada día y así ir quitando el temor de que en el intento de librarnos de éstos y mejorar, todo se derrumbe.
En ese orden, quitando del comienzo los pequeños problemas podemos, gradualmente ir llegando al tronco principal de nuestras preocupaciones. Para cambiar hay que realizar una tarea a la vez, quitar las ramas de la preocupación de una en una, ocuparnos y no preocuparnos.
Reconocer nuestros errores y tener el valor para enfrentarlos, establecer las prioridades y los objetivos en la vida y mantener una verdadera determinación para librarnos poco a poco de todo el peso que nos impide trabajar, crecer, disfrutar y vivir, transformando nuestras ansiedades, miedos y preocupaciones en coraje, esperanza y fe.

diciembre 04, 2011

¿Hasta qué punto se debe dirigir a un niño?(G.I. Gurdjieff - Perspectivas desde el mundo real)



 Hablando en general, la educación de un niño debe estar basada en el principio de que todo debe partir de su propia voluntad. Nada debería serle dado en una forma ya hecha.
Uno puede sólo dar la idea, uno puede sólo guiar o aun enseñar indirectamente, “EMPEZANDO DE LEJOS” y conduciéndolo al objetivo a ...
través de otra cosa. Yo nunca enseño directamente; de otro modo mis alumnos no aprenderían. Si quiero que un alumno cambie, empiezo desde lejos o hablo con otra persona y así él aprende. Porque si algo se le dice a un niño directamente se le está educando mecánicamente y más tarde él se manifestará en forma igualmente mecánica.
Las manifestaciones mecánicas, y las manifestaciones de alguien que puede ser llamado un individuo, son diferentes y su calidad es diferente. Las primeras son creadas; las últimas crean. Las primeras no son creación; es creación a través del hombre y no por él. El resultado es un arte que no tiene nada original. Uno puede ver de dónde viene cada línea de tal obra de arte.
Educamos a nuestros hijos para ser egoístas ordinarios y el resultado es el estado presente de las cosas. Sin embargo, siempre tenemos que juzgarlos como nos juzgamos a nosotros mismos. Sabemos cómo somos; podemos estar seguros de que, con la educación moderna, los niños serán, en el mejor de los casos, iguales a nosotros.
SI DESEA EL BIEN PARA SUS HIJOS, PRIMERO DEBE DESEAR EL BIEN PARA USTED MISMO. Porque si cambia, sus niños también cambiarán. Para el bien del futuro de ellos hay que olvidarlos por un tiempo y pensar en sí mismo.
Si estamos satisfechos con nosotros mismos, podemos continuar, con una conciencia clara, educando a nuestros hijos como lo hicimos hasta ahora. Pero ¿están ustedes satisfechos consigo mismos?

diciembre 03, 2011

RUIDO

En la vida….

En la vida actual hay demasiado ruido, y eso hizo que la gente llegue a temerle al silencio. Saben que si se callan, van a escuchar de verdad y eso a veces suele ser muy doloroso.

Madre Teresa

diciembre 01, 2011

Golpe le devuelve uso de las piernas a campeona paralímpica.

Parcialmente paralizada tras una operación y un accidente automovilístico, Monique van der Vorst se entrenó para convertirse en ciclista de manos y competir en los juegos paralímpicos. Sin embargo, un día comenzó a recuperar sus piernas… de la manera más extraordinaria posible.
Durante una operación a un tobillo, a los 13 años, la holandesa Monique van der Vorst, sufrió un daño a los nervios de esa zona.
Años más tarde, quedó paralizada de la cintura hacia abajo cuando fue atropellada por un auto.

Su amor por el deporte la llevó a entrenar seriamente para competir en el rubro de bicicleta de manos.
Llegó a representar a su país en los Juegos Paralímpicos de Pekín y ganó dos medallas de plata.
El año pasado, mientras se preparaba para los Paralímpicos de Londres, en 2012, habiendo alcanzado su mejor forma, Van der Vorst se vio envuelta en otro accidente.
“Me estaba entrenando, cuando fui embestida por detrás por otro ciclista”, le cuenta a la BBC. “Sentí unos espasmos espantosos en todo el cuerpo. Quedé tan mal, que tuve que ser internada en un hospital”.
“Nadie sabía qué estaba pasando”, recuerda.
Lo que sucedió después aguarda hasta ahora una explicación plausible.

Un cosquilleo en las piernasLos primeros tres meses en el hospital fueron muy duros.
Van der Vorst recuerda algo parecido a los electroshocks en el cuerpo. En junio de 2010, se sentía pesada, sin energía.

“Se me paralizó todo el cuerpo y, en mi frustración, comencé a hacer trabajar activamente mis manos. Entonces, me comenzó una sensación en los pies que no tenía desde los 13 años”.
El cosquilleo comenzó en la pierna izquierda y luego se trasladó a la derecha.

La fisioterapia y el ejercicio regular le ayudaron a Van der Vorst a ganar un creciente control de sus extremidades inferiores hasta que, en noviembre, pudo abandonar el hospital caminando con sus propias piernas, por primera vez en 14 años.
Los doctores, cuenta Van der Vorst, “no se explican qué pasó. Sólo saben que llegue paralizada, luego notaron una recuperación neurológica durante mi estadía en el hospital, pero no saben a qué se debió”.
La pérdida de lo conquistadoA pesar de la buena noticia, la alegría llegó paso a paso.
“Al principio podía caminar, pero sólo tres pasos. Nadie me podía decir cuánto iba a recuperar. Así que podía ser que sólo fuera eso, pero ya había perdido mi deporte paralímpico por ello. Fue un momento difícil y me tomó un tiempo aceptarlo y asumir una nueva identidad”.

El cambio de la silla de ruedas a la posición erecta es un cambio extraordinario en la perspectiva que se tiene de la vida, afirma Van der Vorst.
“Me siento muy bien al poder caminar con alguien y mirarlo directamente a los ojos”.La atleta holandesa afirma que no puede correr, pero sí se apronta a competir en bicicleta normal por su país en las Olimpiadas de Río de Janeiro, en 2016.
“Firmé un contrato con el equipo holandés de ciclismo Dutch Rabobank y ya veremos como marcha todo el próximo año”.
“No sé cuán buena pueda llegar a ser, pero soy una atleta de corazón y me esforzaré al máximo”.
“Este es el mejor regalo que he recibido en mi vida”.

noviembre 23, 2011

SUBIENDO MONTAÑAS

. Escoge la montaña que deseas subir

No te dejes llevar por los comentarios de los demás, que dicen “ésa es más bonita”, o “aquélla es más fácil”. Vas a gastar mucha energía y entusiasmo en alcanzar tu objetivo, y por lo tanto eres tú el único responsable y debes estar seguro de lo que estás haciendo.


B. Sabe cómo llegar frente a ella

Muchas veces, vemos la montaña de lejos, hermosa, interesante, llena de desafíos. Pero cuando intentamos acercarnos, ¿qué ocurre? Que está rodeada de carreteras, que entre tú y tu meta se interponen bosques, que lo que parece claro en el mapa es difícil en la vida real. Por ello, intenta todos los caminos, todas las sendas, hasta que por fin un día te encuentres frente a la cima que pretendes alcanzar.

C. Aprende de quien ya caminó por allí

Por más que te consideres único, siempre habrá alguien que tuvo el mismo sueño antes que tú, y dejó marcas que te pueden facilitar el recorrido; lugares donde colocar la cuerda, picadas, ramas quebradas para facilitar la marcha. La caminata es tuya, la responsabilidad también, pero no olvides que la experiencia ajena ayuda mucho.

D. Los peligros, vistos de cerca, se pueden controlar

Cuando empieces a subir la montaña de tus sueños, presta atención a lo que te rodea. Hay despeñaderos, claro. Hay hendiduras casi imperceptibles. Hay piedras tan pulidas por las tormentas que se vuelven resbaladizas como el hielo. Pero si sabes dónde pones el pie, te darás cuenta de los peligros y sabrás evitarlos.

E. El paisaje cambia, así que aprovéchalo

Claro que hay que tener un objetivo en mente: llegar a lo alto. Pero a medida que se va subiendo, se pueden ver más cosas, y no cuesta nada detenerse de vez en cuando y disfrutar un poco del panorama alrededor. A cada metro conquistado, puedes ver un poco más lejos; aprovecha eso para descubrir cosas de las que hasta ahora no te habías dado cuenta.

F. Respeta tu cuerpo

Sólo consigue subir una montaña aquél que presta a su cuerpo la atención que merece. Tú tienes todo el tiempo que te da la vida, así que, al caminar, no te exijas más de lo que puedas dar. Si vas demasiado deprisa, te cansarás y abandonarás a la mitad. Si lo haces demasiado despacio, caerá la noche y estarás perdido. Aprovecha el paisaje, disfruta del agua fresca de los manantiales y de los frutos que la naturaleza generosamente te ofrece, pero sigue caminando.

G. Respeta tu alma

No te repitas todo el rato “voy a conseguirlo.” Tu alma ya lo sabe. Lo que ella necesita es usar la larga caminata para poder crecer, extenderse por el horizonte, alcanzar el cielo. De nada sirve una obsesión para la búsqueda de un objetivo, y además termina por echar a perder el placer de la escalada. Pero atención: tampoco te repitas “es más difícil de lo que pensaba”, pues eso te hará perder la fuerza interior.

H. Prepárate para caminar un kilómetro más

El recorrido hasta la cima de la montaña es siempre mayor de lo que pensabas. No te engañes, ha de llegar el momento en que aquello que parecía cercano está aún muy lejos. Pero como estás dispuesto a llegar hasta allí, eso no ha de ser un problema.

I. Alégrate cuando llegues a la cumbre

Llora, bate palmas, grita a los cuatro vientos que lo has conseguido, deja que el viento allá en lo alto (porque allá en la cima siempre hace viento) purifique tu mente, refresca tus pies sudados y cansados, abre los ojos, limpia el polvo de tu corazón. Piensa que lo que antes era apenas un sueño, una visión lejana, es ahora parte de tu vida. Lo conseguiste.

J. Haz una promesa

Aprovecha que has descubierto una fuerza que ni siquiera conocías, y dite a ti mismo que a partir de ahora, y durante el resto de tus días, la vas a utilizar. Y, si es posible, promete también descubrir otra montaña, y parte en una nueva aventura.

K. Cuenta tu historia

Sí, cuenta tu historia. Ofrece tu ejemplo. Di a todos que es posible, y así otras personas sentirán el valor para enfrentarse a sus propias montañas


Paulo Coelho

noviembre 22, 2011

La Felicidad

El ser humano ha buscado insistentemente la felicidad a través de la historia de la Humanidad y para encontrarla y más aún para conservarla, ha empleado todos los mecanismos físicos que los adelantos propios de cada época, le han permitido. Es la razón por la que adquiere seguros de vida, vehículos, casas y cosas; compra poder, conciencias y voluntades. Todo para "conservar la felicidad".

La verdadera esencia de nuestro ser interno, que se va perdiendo con el fortalecimiento de la personalidad y de lo externo nos indicaría, si le permitiéramos expresarse, que la felicidad es una actitud. Y la misma depende únicamente de lo que "somos", no de lo que "sabemos" o "poseemos". Los títulos y las pertenencias se quedan en este mundo cuando partimos definitivamente, cuando nuestra alma vuela en libertad ante el llamado Divino.
La felicidad es la paz que se logra a través de la comprensión y la tolerancia. Es agradecimiento, es benevolencia, es ayuda espiritual, es esperanza, es el trabajo por los demás. Son momentos de plácido descanso en el amor del ser amado.

El Mahatma Ghandi decía acerca de la felicidad, que es la armonía entre lo que se piensa, se dice y se actúa.

Y en un plano esotérico, la felicidad está hecha de momentos de regocijo interno, es el despojar el cuerpo de preocupaciones y sufrimientos y lanzarlos al viento. Es tener el corazón liviano, libre y bien amado. Es comenzar un sueño de luz, un mundo sin restricciones, sin limitaciones ni razones absurdas para explicar lo inexplicable.

Pero la felicidad sólo puede ser reconocida por los seres que, amando a otros seres, encuentran en ellos el fruto de la Creación Divina.
La felicidad es, en suma, una actitud personal frente a la vida, sus circunstancias, deleites y desengaños.
Se es feliz cuando no se busca la felicidad, pues ¡ella siempre está con nosotros!.

Patricia Maradei

noviembre 15, 2011

SENTIR EL OTOÑO

Sentirse Diosa, en Equinoccio de Otoño, es Sentir el Sentir de todas las mujeres de todas las vidas que fuiste, que fuimos, recolectoras, madres, hermanas, compañeras, amantes, brujas, sanadoras, todos los oficios, todas las enseñanzas, la creatividad, la Vida...Sentir el Poder de todo el Universo en tus Ovarios, repartirlo por cada órgano de tu cuerpo, hacer que la sangre fluya y se renueve, Respirar Amor por lo creado...y Saber

noviembre 13, 2011

CUBRIENDO TUS NECESIDADES..Detrás de las cosas que hacemos equivocadamente hay razones correctas.

Una vez escuché una parábola sobre una mujer que iba todos los días a la ferretería y pedía un litro de leche. Cada vez que lo hacía, el encargado le decía que estaban en una ferretería y que ahí no vendían leche, y le sugería que fuese a una tienda de alimentación. A medida que pasaba el tiempo, la mujer se enfadaba cada vez más; estaba decidida a comprar su leche en la ferretería. Empezó a gritar más alto exigiendo hablar con el gerente y argumentando sobre la importancia que tenía para su salud la leche. Intentó expresar su deseo por escrito e inclusive lo llevó a un notario. Hasta logró convencer a una amiga para que fuera a la ferretería y hablara en su favor. Cada día intentaba descubrir mejores formas para exponer su predicamento: si pudiese encontrar la forma de expresarse con más claridad; si fuese más inteligente; inclusive, pensó que, si fuese un hombre, lograría que la entendieran. También se dijo que quizá, si fuese menos egoísta, le venderían la leche. Los empleados de la ferretería se ponían a temblar con solo pensar en que la mujer iría al establecimiento. No podían entender por qué la mujer sencillamente no se dirigía a la tienda de alimentación.
            ¿Alguna vez te sientes como la señora, intentando encontrar ternura en un lugar donde sencillamente no está disponible, pensando que si no la encuentras es porque debe haber algo mal en ti? Emocionalmente me imagino que esto es terrible, así que, después de un tiempo, te enfadas con la otra persona... ¡una y otra vez! Es sorprendente ver cuánto dolor nos creamos las personas a nosotras mismas.
            Todas las personas podemos cambiar nuestras relaciones si sencillamente nos centramos en nuestro propio comportamiento. Podemos pedir lo que queremos, y si una vez tras otra no lo recibimos de una persona en particular, es nuestra responsabilidad encontrar la manera de conseguirlo. No hay nadie que pueda cubrir todas nuestras necesidades. Cuando insistimos en que alguien nos ayude a cubrir nuestras necesidades, y esta persona no puede o no está dispuesta a hacerlo, no estamos honrando nuestra relación con ella.
            La próxima vez que te sorprendas queriendo gritarle a alguien porque no cubre alguna de tus necesidades, pregúntate si esta persona alguna vez las ha cubierto. Después, pregúntate si esta necesidad la puedes satisfacer en otro lado.

Si tienes una necesidad no cubierta, piensa en la gente a la que le sueles pedir ayuda y decide si quieres pedírsela a otra persona.

noviembre 09, 2011

SALVA TU CASA...MARILO LOPEZ GARRIDO

Salva Tu Casa

Cuando alguien dice o hace algo que nos hace enojar, sufrimos. Tendemos a decir o hacer algo en respuesta para hacerle sufrir; con la esperanza, de que suframos menos. Pensamos: «Quiero castigarte, quiero hacerte sufrir, porque me has hecho sufrir. Y cuando te vea padecer mucho, me sentiré mejor». Muchos creen en ésta práctica tan pueril; pero en realidad, cuando haces sufrir a otra ...
persona, ésta intentará encontrar alivio haciéndote sufrir más. Y el resultado es que nuestro sufrimiento irá aumentando. Pero ninguno de los dos necesitan un castigo, sino compasión y ayuda. Cuando te enojes, vuelve a ti mismo y cuida de tu ira. Y cuando alguien te haga sufrir, regresa a ti mismo y cuida de tu sufrimiento, de tu ira. No digas ni hagas nada; porque cualquier cosa que digas o hagas en un estado de ira, podría estropear más tu relación.
La mayoría no lo hacemos, no queremos volver a nosotros mismos, sino perseguir a ésa persona para castigarla. Pero si tu casa se está incendiando, lo más urgente es volver a ella e intentar apagar el fuego, y no echar a correr detrás del que crees que la ha incendiado; porque si lo haces, tu casa se quemará mientras te dedicas a atraparle. Y eso, no es actuar prudentemente. Debes regresar y apagar el fuego. O sea: que cuando estás enojado, si sigues relacionándote o discutiendo con la otra persona, si intentas castigarla, estás actuando exactamente como alguien que se pone a perseguir a un pirómano mientras su propia casa está ardiendo.
Thich Nhat Hanh

noviembre 05, 2011

ORIGEN DE LA PALABRA GILIPOLLAS...

En Madrid hay una calle llamada de Gil Imón,  haciendo de travesañoentre el Paseo Imperial y  la Ronda de Segovia, para más señas. Es una calle dedicada al que fue alcalde de la capital,  D. Gil Imón, enlos tiempos en que el duque de  Osuna organizaba sus célebres bailes, alos que  acudía la alta sociedad, para poner en el  escaparatefamiliar a jovencitas de la buena  cuna, como oferta casadera. A lasdamitas de  entonces se les aplicaba el apelativo de "pollas", que en el Diccionario de la Real  AcademiaEspañola (DRAE) llevan, como sexta  acepción, figurada y familiarmente, el significado de jovencitas, algo que hoy  prácticamente se ignora. Lapolla de entonces no  tenía nada que ver con el significado de morbosas connotaciones por el que ha sido  sustituido ahora.
El tal Don  Gil era un personaje de relieve (la prueba está  en quetiene dedicada una calle) y su nombre  aparecía frecuentemente en los ecosde sociedad  de las revistas del corazón de la época. El  hombre sesentía obligado a responsabilizarse de  sus deberes familiares, comobuen padre. Tenía  dos hijas en edad de merecer, feúchas, sin gracia, y bastante poco inteligentes. Y se hacía  acompañar porellas a absolutamente todos  aquellos sitios a los que, invitado comoprimera  autoridad municipal, tenía que acudir. 
-¿Ha  llegado ya D.  Gil?
-Sí, ya ha  llegado D. Gil y, como siempre, viene acompañado  desus  pollas.
Mientras D.  Gil se encargaba de atender las numerosas conversaciones quesu cargo de alcalde  comportaban, sus pollitas iban a ocupar algún asiento que descubrieran desocupado, a esperar a  que algún pollo (ojovencito) se les acercase,  cosa que nunca sucedía. La situación, una yotra  vez repetida, dio lugar a la asociación mental  de tonto otonta con D. Gil y sus  pollas.
¿Cómo  describir esa circunstancia tan compleja de  estupidez? Los imaginativos y bien  humorados madrileños lo tuvieron fácil:para  expresar la idea de mentecato integral e  inconsciente ¡Yaestá!: Gil (D.Gil)-y-pollas  (las dos jovencitas hijas suyas) =gil-i-pollas. 
Cundió por todo Madrid, que compuso esta palabra especial, castiza, nacida en la Capital del Reino y, después exportada alresto de España, ganándose a pulso con el tiempo el derecho  de entrar enla Real Academia Española.

octubre 28, 2011

INFORME SOBRE EL LLANTO

Nadie quiere llorar, pero derramar lágrimas no es perjudicial; más bien al contrario, es beneficioso para la salud mental y física. Gracias a ellas, seliberan las hormonas del bienestar que ayudan a disminuir los niveles altos de angustia y que actúan como un calmante natural de las emociones intensas.Después del llanto, se entra en un estado de cierta relajación... igual que después de la tormenta, siempre llega la calma.
·        Autor:  CLARA BASSI
·      
¿Porqué lloramos? La respuesta es simple: por motivos biológicos. Con el lloro selimpia el lagrimal, se consigue una adecuada hidratación del ojo y se liberanhormonas del bienestar. El estrés conduce a una sobrecarga de estasúltimas y, al llorar, se elimina una parte de adrenalina, noradrenalina yoxitocina, además de opiáceos endógenos, un grupo de péptidos que provocan losmismos efectos que los analgésicos opiáceos.
"Estashormonas permiten fijar la atención en los sentimientos, en aquello que sehace, en el organismo y en la persona misma", explica Raquel Molero,psicóloga de adultos de ISEP Clínic Barcelona. Estas sustancias operan enmultitud de procesos, como la oxitocina, "que libera la madre cuando estácerca del hijo y le aporta sensación de calma. Del mismo modo, después de haberllorado mucho, queda una sensación de bienestar por la liberación de estassustancias", agrega. Así pues, llorar es beneficioso.
Dela emoción intensa a la calma tras llorar
Eldetonante del llanto son alteraciones del ánimo de intensidad elevada,sobre todo negativas, como pensamientos dañinos, malas noticias, tristeza orabia, aunque también las emociones positivas, como una alegría muyintensa, informan Molero y Marc Planella, psiquiatra adjunto de la Unidad deAgudos del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, de Sant Boi (Barcelona). Otra causadel lloro es la empatía. "Se puede empatizar con laslágrimas de otras personas. El llanto puede surgir ante una película o una obrade teatro en la que se conecta con los sentimientos que se presentan yentenderlos. Permite contactar mejor con los sentimientos de otros",cuenta Molero.
El principal beneficio de llorar es suefecto como calmante natural
Además,según informa esta psicóloga, "los adultos lloran cuando se sientenimpotentes ante un suceso concreto, para aliviar la tensión, eliminar latristeza y comunicar cómo se sienten". Ante todos esos disparadores, losexpertos no dudan: el principal beneficio de llorar es su efecto como calmantenatural. Permite reducir la intensidad de las emociones fuertes y trabajar conellas para solucionar problemas, coinciden Molero y Planella. A medida que laslágrimas resbalan por las mejillas, "disminuye el nivel de angustia",dice Planella. "Poco a poco la persona se relaja, se calma, se reduce lacarga emocional y aumenta la lucidez para trabajar desde una parte másracional. El afectado consigue que esas emociones intensas se hagan máspequeñas y manejables", explica Molero.
Consecuenciasde reprimir el llanto
Porel contrario, reprimir el llanto no favorece la salud. Sin embargo, socialmentetiene una connotación de debilidad y muchas personas, en su mayoría hombres,tienden a cohibirse. Según detalla Molero, se reprime porque, a través de laeducación, se insta a los niños y a los hombres a no llorar. Están más vetadosque las mujeres para dar rienda suelta a sus emociones; pueden expresarlas,pero no demasiado, ante el riesgo de parecer demasiado sensibles, débiles einseguros.
Poreste motivo, es crucial que desde la infancia se eduque a los niños para que expresen sus sentimientos y comuniquen susemociones, ya que "llorar es una buena forma de expresarlas", destacaMolero. Según precisa, "es una válvula de escape y, como ocurre con unaolla a presión, si una persona las reprime al límite y no se permite derramarlágrimas cuando lo necesita, cuanta más presión tenga, esa emoción semanifestará de forma más incontrolable".
Otrasconsecuencias de aguantar el llanto es que se contiene más rabia y agresividady muchos trastornos de ansiedad se somatizan cuando se bloquean todas lasemociones, entre otras, con manifestaciones en la piel.
LLANTO SANO, LLANTO PATOLÓGICO
La tristeza es un sentimiento natural.Ante un acontecimiento vital como la muerte de un ser querido, lo normal espasar un tiempo de duelo, de profunda tristeza. Pero muchas personas, lejos dereaccionar en el primer momento, se quedan bloqueadas. "Hay queenfrentarse a las emociones. Pasarlo mal.  Aceptar que hay emociones buenas y negativas yno se deben eliminar estas últimas. Ambas forman parte de la vida y, enocasiones, hay que sentirlas. Evitarlas o bloquearlas solo hará que continúenahí. Hay que enfrentarse a ellas, aunque duela", sentencia Raquel Molero.
Además, "las personas que lloran nosuelen tener un trastorno psiquiátrico. Llorar no es ninguna enfermedad, sinouna reacción normal", expone Marc Planella. No obstante, aclara que"llorar tampoco es preventivo" de depresión o de trastornos de ansiedad. No evita tener una patología mental-que depende de determinados factores de la personalidad de cada uno-, peropuede paliar los síntomas de esas enfermedades en un momento concreto.
El lloro sano, según destaca estepsiquiatra, es proporcional al motivo que lo desencadena. Es normal cuando seasocia a un hecho luctuoso, como un fallecimiento, pero no lo es si se asocia asíntomas como no dormir, sufrir angustia, dejar de comer, perder peso, sentirsesin ánimo de hacer nada, estar muy tristes, no moverse de la cama, tener ganasde morirse o ideas suicidas. En estos casos, es desproporcionado y podría seruna señal de trastorno mental en la que el lloro es uno de los síntomas, comoun trastorno depresivo o bipolar, según Planella. No obstante, adviertede que la sociedad coetánea ha cambiado y, en ocasiones, "semedicaliza" el tratamiento de sentimientos, como la tristeza, que sonnaturales y que el ser humano debe sobrellevar.

octubre 26, 2011

O me subo al carrito del cambio o el cambio me atropella.

Claro, nos educaron con el criterio de que la estabilidad era sinónimo de madurez, de equilibrio.

Quien cambia es ‘inestable’, inmaduro, todavía no ha crecido, porque el ideal de vida, para la sociedad, es un mundo quieto.

Vivir en el mismo barrio, habitar la misma casa, permanecer en el mismo colegio, tener la misma pareja, ‘durar’ en el mismo trabajo, escoger carrera ‘para toda la vida’, amarrarse a la misma ciudad y al mismo país… todos sinónimos de estabilidad.

Ni qué decir de las ideas o de las creencias.

Hay que tener los mismos valores, los mismos criterios, la misma mentalidad.

Atreverse a innovar es como una ‘locura’ y es más importante permanecer que arriesgar.

Nuestra sociedad valora lo estático, que ‘no produce desorden’, antes de romper esquemas y arriesgarse a que la vida sea diferente.

El criterio más elemental para cambiar, el más simple si se quiere, es que lo que hemos vivido, lo que hemos estudiado, lo que nos ha acompañado, donde hemos permanecido, no nos ha producido ni la paz ni la armonía esperadas.

Muchas personas se lamentan, por ejemplo, por la ‘pérdida’ de valores o por la ‘pérdida de la familia’.

Entonces, en la deducción más simplista, ‘volver’ con la familia tradicional ahora sí dará estabilidad.

¿Quién dijo?

¿Por qué creer que lo que no sirvió (o es que cree que el mundo va bien), hasta ahora, va a empezar a dar resultados?

¿No sería mejor buscar otra clase de alternativas que al menos nos permitan crear otra clase de circunstancias más humanas, de menos apariencia y de mayor contenido y aceptación de la diferencia?

Es el cambio y claro está también el miedo al cambio.

¿Qué escoger?

Arriesgarse o permanecer, he allí las alternativas.

Aclarando que muchas de las cosas que esperamos afuera no se encuentran ‘afuera’.

En más de una situación el cambio exterior no produce los resultados que anhelamos porque los problemas no son tan sólo geográficos, o de ambiente, o de la persona que nos acompaña, o de la ciudad o del país en el que habitamos.

Debo cambiar y arriesgarme, pero también debo manejar internamente la flexibilidad para no apegarme, para fluir, para atreverme.

Es el famoso equilibrio:

cambiar pero no desbordarse.

Cambiar pero no precipitarse o indigestarse queriendo asumirlo todo a la vez.

Ningún cambio duradero es rápido o instantáneo.

Los cambios necesitan cocción.

En el cambio no hay horno microondas sino fogón de leña.

Porque, así sea impactante, lo que permanece quieto es porque está muerto.

Lo único que no acepta cambio es la muerte.

Sorprende cómo los seres humanos dicen tanto de su personalidad a través de su necesidad o resistencia a los cambios.

Hay personas ‘muertas’ en vida que no se atreven a cambiar ni siquiera la ruta hacia el trabajo, ni lo que comen, ni se arriesgan a vestirse diferente, a mover los muebles de la casa, o a pasar un fin de semana de otra manera.

Por eso cuando no se acepta, la resistencia al cambio se convierte en enfermedad.

A las buenas o a las malas, el mundo se mueve y el cambio no consulta.

¡Simplemente se da!

O me subo al carrito del cambio o el cambio me atropella.

octubre 17, 2011

Juventud...


SER JOVEN

La juventud no es un período de la vida.
Es un estado del espíritu, es el producto de una voluntad.
Una cualidad de la imaginación y una intensidad emotiva.
...
Es la victoria del coraje sobre la timidez,
de la aventura sobre el confort. .

No se envejece por haber vivido una cantidad de años.
Se envejece por haber desertado de un ideal.
Los años arrugan la piel, pero desertar a un sueño arruga el alma. .

Las preocupaciones, las dudas, los miedos y la falta de esperanza,
son los enemigos que lentamente nos hacen inclinarnos hacia la tierra,
y convertirnos en polvo antes de la muerte. .

Joven es aquel que se asombra y maravilla.
El que se pregunta como un chico insaciable:
“¿Y después?”
El que desafía los acontecimientos y encuentra alegría
en el juego de la vida. .

Uno es tan joven como su fé.
Y tan viejo como su duda.
Tan joven como su confianza en sí mismo.
Como su esperanza.
Y tan viejo como su abatimiento. .

Se continúa siendo joven en tanto que se es receptivo.
Receptivo a lo que es bello y a lo que es grande.
Receptivo al Amor, a la ternura, a la amistad, al placer..

Si alguna vez tu corazón es mordido por el pesimismo,
o carcomido por el cinismo,
o lastimado por renunciar a un sueño,
o herido por negarle Amor,
quiera Dios tener piedad de tu alma vieja.

octubre 13, 2011

Carta urgente al impagable juez Del Olmo

 "Estimado juez Del Olmo: Espero que al recibo de la presente esté  Usted bien de salud y con las neuronas en perfecto estado de alerta como es habitual en Su Señoría.

El motivo de esta misiva no es otro que el de solicitarle amparo judicial ante una injusticia cometida en la persona de mi tía abuela Felicitas yque me tiene un tanto preocupada. Paso a exponerle los hechos:

 Esta mañana mi tía abuela Felicitas y servidora nos hemos cruzado en el garaje con un sujeto bastante cafre que goza de una merecida impopularidad entre la comunidad de vecinos. Animada por la última sentenci ade su cosecha, que le ha hecho comprender la utilidad de la palabra como vehículo para limar asperezas, y echando mano a la riqueza semántica de nuestra querida lengua castellana, mi querida tía abuela, mujer locuaz donde las haya, le ha saludado con un jovial "que te den, cabrito".

 Como una hidra, oiga. De poco me ha servido explicarle que la buena de la tía abuela lo decía en el sentido de alabar sus grandes dotes como trepador de riscos, y que en estas épocas de recortes a espuertas, deseara alguien que le den algo es la expresión de un deseo de buena voluntad.El sujeto, entre espumarajos, nos ha soltado unos cuantos vocablos, que no sé si eran insultos o piropos porque no ha especificado a cuál de sus múltiples acepciones se refería, y ha enfilado hacia la comisaría más cercana haciendo oídos sordos a mis razonamientos, que no son otros que los suyos de usted, y a los de la tía abuela, que le despedía señalando hacia arriba con el dedo corazón de su mano derecha con la evidente intención de saber hacia donde soplaba el viento.

Como tengo la esperanza de que la denuncia que sin duda está intentando colocar esa hiena -en el sentido de que es un hombre de sonrisa fácil- llegue en algún momento a sus manos, le ruego, por favor, que intente mediar en este asunto explicándole al asno -expresado con la intención de destacar que es hombre tozudo, a la par que trabajador- de mi vecino lo de que las palabras no siempre significan lo que significan, y le muestre de primera mano esa magnífica sentencia suya en la que determina que llamar zorra a una mujer es asumible siempre y cuando se diga en su acepción de mujer astuta.

Sé que es usted un porcino -dicho con el ánimo de remarcar que todo en su señoría son recursos aprovechables- y que como tal, pondrá todo lo que esté de su mano para que mi vecino y otros carroñeros como él -dicho en el sentido de que son personas que se comen los filetes una vez muerta la vaca - entren por el aro y comprendan que basta un poco de buena voluntad,como la de mi tía abuela Felicitas, para transformar las agrias discusionesa gritos en educados intercambios de descripciones, tal y como determin austed en su sentencia, convirtiendo así del mundo un lugar mucho más agradable.

 Sin más, y agradeciéndole de antemano su atención, se despide atentamente,una víbora (evidentemente, en el sentido de ponerme a sus pies y a los de su señora)."

octubre 12, 2011

El ser humano es milagroso ...dr..Jorge Carvajal

El hombre es milagroso en cuanto que puede transformar su pasado.
Algunos dicen "no se ocupen del pasado que el pasado ya no existe", pero el pasado está vivo, presente, doloroso, en cada una de nuestras células, frecuentemente, produciendo enfermedades. El problema del pasado es simplemente que haya pasado, que lo dejemos atrás como una estatua congelada. Pero al pasado hay que hacerlo presente vivo para transformar su historia, para leerlo en otro código, para interpretarlo en el código del amor, y, cuando interpretamos el pasado en el código del amor, nuestras heridas de la infancia se sanan. Y ahí nosotros somos los psicólogos, los psiquiatras, podemos sanar nuestra vida; todos estamos llenos de dolores, y a veces de dolores absurdos, que cargamos en la vida sin ni siquiera reconocer que existen.
La técnica respiratoria es muy importante, sobre todo la fase de pausa respiratoria, ¿por qué razón? Porque cuando tú respiras lentamente y haces una pausa en la inspiración, la energía del inconsciente y el subconsciente sale a flote, es decir se pregunta ¿que pasa aquí que no están respirando? En ese momento el inconsciente hace aflorar a la consciencia una parte a la que no habíamos tenido acceso, de la que éramos víctimas pero que no habíamos reconocido nunca en la vida, y en ese momento podemos dialogar con el subconsciente y podemos sacar nuestras heridas más profundas.
Cuando hacemos eso podemos ir más lejos, así es como actuamos para la autosanación.
Yo puedo decirme, por ejemplo, ¿de dónde viene esta alergia?, si tengo una alergia y quiero librarme de ella. La alergia es algo que rechazo, un virus, una bacteria, un hongo, el frío, el calor, pero eso no es del todo cierto, eso es quedarnos muy cortos. No hay personas que sean alérgicas sólo al frío, las personas alérgicas al frío también tienen miedo a la soledad, tienen miedo al frío del alma, al frío en los sentimientos, a la frialdad del papá o de la mamá, al desafecto, es decir, el frío es simplemente un símbolo. Cuando yo soy alérgico a algo, hay algo que rechazo o que temo.

Entonces si quiero cambiar mi alergia, reconozco mi alergia. Si sé que no reconozco mi alergia porque me hace sentir vergüenza, entonces trabajo con la vergüenza: ¿que cosas en la vida me evocan vergüenza?
Luego experimento el sentimiento de la vergüenza y veo como experimento la vergüenza, a veces me pongo pálido y frío, otras veces me pongo rojo como un tomate, otra lo experimento como un vacío o como un hueco a nivel del plexo solar, la puedo experimentar de muchas maneras. Dónde y cómo experimento la alergia, me da una idea de la parte de mi energía que está comprometida.
Vamos a ver otro sentimiento, el miedo, yo diría que la mitad de nuestros lumbagos son por miedo.
El miedo provoca más lumbago que todas las hernias discales, todos los problemas articulares, todos los problemas de columna, porque el temor hace que metamos, literalmente, el rabo entre las piernas, cerramos el esfínter anal interno, a ese nivel, hay un centro de energía muy importante y, nos cerramos a la vida, contraemos toda la musculatura lumbosacra, esa parte queda mal irrigada y nos dan unos lumbagos terribles, y ese lumbago es el nombre clínico del miedo.

Si logro reconocer el núcleo del miedo, si logro observar mi cuerpo y veo que tengo los glúteos y toda esta parte contraída, si logro respirar hacia esa zona y liberar el sentimiento del miedo, y llamar al miedo y decirle "tú eres la mejor parte de mi mismo, cuando asciendes y te revelas, eres mi prudencia, ya no eres miedo, sino que eres prudencia, eres parte de mi amor también". Cuando yo, a través de la respiración, logro ascender esa energía del miedo, y logro trasmutarla al altar del corazón, que es donde realmente nace el hombre que puede sanarse y puede sanar la vida, entonces desaparece el lumbago.
Mi resentimiento, mi odio, frecuentemente, está anclado en mis articulaciones. Yo estoy así totalmente rígido. A veces, con el puño apretado en la noche, inconscientemente, dispuesto a pegar y a agredir. Pues bien, ese dolor articular, es resentimiento congelado en esa parte del cuerpo.
Si logro experimentar ese dolor y asociarlo a mi sentimiento de ira y a mi resentimiento, y logro comprender que mi resentimiento es algo que se construye en el plexo solar, que bloquea la energía aquí y no permite a la energía acceder a mi corazón, ni a mi sistema inmune, puedo hacer mucho más que el reumatólogo, o puedo ayudarle mucho, para curar y sanar mi artritis, y yo soy responsable, no tengo que esperar que el reumatólogo me resuelva el problema.
La enfermedad es mi problema, no es el problema del médico, es mi responsabilidad, yo también tengo que ver con eso. La medicina no puede ser el arte de pasarle la pelota al médico, porque le pagamos.
La nueva medicina de la consciencia, es el arte de responsabilizarnos de nuestra vida, y de descubrir que realmente podemos hacer mucho por nuestra vida.
Frecuentemente, vemos que una persona con un cáncer ha tenido un shock, o una pérdida afectiva muy grande. Si una pérdida afectiva le produce un vacío existencial de tal dimensión que se vuelve un vacío de energía, y permite que las células degeneradas puedan invadirle, es porque estaba apegado, ese es el problema del apego que yo debo reconocer.

Si alguien se va y yo lo vivo desde el amor, desde el desapego, sé que su consciencia está conmigo, lo dejo partir no lo amarro.
Muchas veces, vemos a alguien al que se le muere el papá o la mamá pero no lo deja partir, eso es literalmente cierto, se queda con parte de su energía anclada al plexo solar. Esa anclada energética puede crear crisis de pánico, de hipertensión, cosas violentas en la clínica. Si nosotros logramos que la persona se sane, es su alma la que lo sana.
El sanador no lo hace por el paciente, yo como sanador soy un imán que le doy la carga que su alma necesita, realmente, la sanación es rescatar la autonomía, la autogestión, y la libertad del otro, para sanarse.
La verdadera sanación es darte las herramientas para que tú, desde tu consciencia, te sanes, no desde tu consciencia racional, sino desde tu sentimiento, desde tu amor, desde tu afecto.
Frecuentemente cuando uno está haciendo una sanación, ve que la persona, aunque no le haya dicho ni una palabra, empieza a llorar y a sacar su resentimiento, y luego siente una sensación de paz, que no es mi paz, es su paz, es la paz de Cristo que también habita en la persona que está siendo sanada. La paz está ahí, ha estado siempre ahí, es parte de nuestra esencia, se trata simplemente de quitar todos aquellos apegos, aversiones, sentimientos, separatismos, toda aquella capa de ignorancia, para que la paz se revele tal cual es, y cuando la paz se revela, germina el amor, y cuando germina el amor la sanación es posible, aunque lo que tenga sea un cáncer, o un lupus.
Pero no te culpes si no lo logras, porque tú participas también en los problemas genéticos de la herencia, de la humanidad como grupo.
Esto no es para creerse superman, uno puede ser muy orgulloso y decirse "estoy triste porque no me curé el cáncer", eso no es un fracaso, el cáncer es un maestro, a veces aprendemos la lección en una ocasión, otras veces necesitamos diez oportunidades, y otras necesitamos cien vidas tal vez, pero lo importante es aprender la lección.
Uno no aprende medicina de un día para otro, hay lecciones supremamente complicadas y difíciles.

También nos diplomamos o nos especializamos en el alma, cuanto más grande sea el desafío, más grande es la oportunidad de crecimiento.
Yo solo les he puesto un ejemplo de cómo podemos retomar nuestras emociones, identificar nuestras emociones, aceptarlas, no seguir huyendo de ellas, y así poder transmutarlas.
Pero una vez que sentimos la emoción, hay una pregunta fundamental ¿cuál es la lección que hay debajo de esta emoción negativa? ¿Cuál era el mensaje, qué me quería decir esta actitud y esta enfermedad?
Cuando yo no digo NO, en la vida, termino resentido y con ira, pero la ira no es el problema, la ira me está diciendo que hay que aprender a reafirmarme diciendo NO.
La ira es la mejor estrategia de autoafirmación.

Cuando yo manifiesto la ira y la transmuto, esa ira se vuelve sanadora, es lo mejor de mi fuerza, mi ira barre y limpia la casa y hace las cosas más rápidamente, ustedes han visto a un ama de casa que en su ira revolotea y el almuerzo está hecho a las diez de la mañana.
Yo sabia cuando mi mamá estaba iracunda, porque a las diez de la mañana mi casa estaba como un espejo.
Es así, la ira es una forma de energía que se puede transmutar físicamente, el hecho de que la transmutemos físicamente, no resuelve la fuente de la ira, la fuente de la ira es la necesidad de autoafirmarse, y la necesidad de autoafirmarse es la necesidad de renunciar a la falsa complacencia.
Crecer espiritualmente no es decirle que sí a todo el mundo.
El crecimiento espiritual no tiene nada que ver con la bobada, perdónenme la expresión, pero ser espiritual no es ser bobo, y ser tolerante no es ser bobo, la tolerancia no excluye la autoafirmación.
La autoafirmación es condición del crecimiento espiritual. Así que yo tengo que descubrir la lección, debajo del evento negativo, porque el evento negativo no es sino la apariencia, la sombra. Pero esa sombra cuando la quito abre una puerta luz, una lección que yo puedo aprender en mi vida

EL YO CUÁNTICO....Jean-Pierre Garnier Malet,



--Entrevista a Jean-Pierre Garnier Malet, padre de la teoría del
desdoblamiento del tiempo, publicada en La Vanguardia.

- Tengo 70 años. Vivo en París. Casado, 2 hijos y 3 nietos. Soy doctor en
Física, mi especialidad es la mecánica de los fluidos. La política debe
sustentarse en la tolerancia. Tengo la certeza de que hay que pensar en los
demás como nos gustaría que los demás pensaran en nosotros.
- Su teoría ¿está avalada por la ciencia?
- La respetada revista American Institute of Physics de Nueva York y su
comité científico la han validado publicándola en el 2006 porque es una
teoría que ha permitido, primero, prever, y luego, explicar la llegada de
planetoides al sistema solar. ¿Quiere que le explique para qué sirve la ley
del desdoblamiento del tiempo?
- Sí, pero sencillito.
- Tenemos dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo
consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en
el que podemos hacer cosas cuya experiencia pasamos luego al tiempo
consciente.
- ¿Y todo eso sin enterarnos?
- Exacto. Tengo una síntesis instantánea de un análisis que he realizado en
otro tiempo aunque no tenga la memoria de ello.
- ¿Así funciona el tiempo?
- Sí, en cada instante presente tengo un tiempo imperceptible en el cual
fabrico un futuro potencial, lo memorizo y en mi tiempo real lo realizo.
- ¿?
- Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como
demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen
solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre
hay un instante imperceptible.
- ¿Como en el cine, que sólo vemos 24 imágenes por segundo?
- Sí, la número 25 no la vemos, es subliminal. En publicidad se ha utilizado
ese tipo de imágenes para influir con éxito en nuestro comportamiento, lo
que ha mostrado que lo subliminal es accesible a nuestra memoria. El
desdoblamiento del tiempo ha sido probado científicamente y la teoría ha
dado justificaciones a escala de partículas y a escala de sistema solar.
- Tenía entendido que las leyes de la cuántica no se aplicaban a las cosas
grandes.
- El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre
que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con
varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive
en el tiempo real.
- ¿Nuestro otro yo cuántico crea nuestra realidad?
- Podríamos decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un
intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de
la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está
perfectamente demostrada.
- ¿Estoy desdoblada como la partícula?
- Sí. Y sabemos que, si tenemos dos partículas desdobladas, ambas tienen la
misma información al mismo tiempo, porque los intercambios de energía de
información utilizan velocidades superiores a la velocidad de la luz.
¿Conoce el principio de los gemelos de Langevin?
- No.
- En los años 20, Paul Langevin demostró que si un gemelo viajaba a la
velocidad de la luz, envejecía menos que el que se quedaba quieto. A
Langevin no le creyeron. Hubo que esperar 50 años: en 1970, gracias a los
relojes atómicos, se comprobó esa ley.
- Entonces, en ese tiempo imperceptible pasó mucho tiempo.
- Exacto: si puedo viajar a velocidades prodigiosas, un microsegundo se
convierte en un día entero. Cuando regreso, no sé si me he ido, puesto que
he estado ausente un microsegundo.
- Estupenda propiedad, ¿pero quién es el que viaja?, ¿yo?
- Existe otra propiedad conocida en física: la dualidad de la materia; es
decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria
(energía). Somos a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar
informaciones a velocidades ondulatorias.
- ¿Y cómo asimilamos esa información?
- En el sueño paradoxal, cuando estamos más profundamente dormidos y tenemos
nuestra máxima actividad cerebral, se da el intercambio entre el cuerpo
energético y el corpuscular. Y es ese intercambio el que le permite arreglar
el futuro que ha creado durante el día, lo que hace que al día siguiente su
memoria esté transformada.
- Vaya.
- El intercambio se realiza a través del agua del cuerpo. Ese intercambio de
información permanente es el que crea el instinto de supervivencia y la
intuición.
- ¿Fabricamos potenciales por medio de nuestro pensamiento?
- Así es. Si por ejemplo pienso en una catástrofe, ese potencial ya se
inscribe en el futuro y puede sufrirla usted u otro. De manera que la
conclusión es: "No pienses en hacer a los demás lo que no quisieras que los
demás pensaran en hacerte a ti". No es una ley moral ni filosófica, es una
ley física.
- Es difícil controlar el pensamiento.
- De día, mucho; pero justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y
basta con que durante ese minuto controlemos: esa es la manera de conectar
con esa parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione
los problemas.
- ¿Es como una oración?
- No: es una relación, y hay que dejar totalmente las riendas al otro; las
noches están para eso. La noche no sólo permite borrar potenciales no
deseados, sino que también nos guía los pensamientos del día siguiente.
- Asombroso.
La teoría del desdoblamiento del tiempo permitió explicar la llegada de
planetoides cerca de Plutón, pero Garnier va mucho más allá y nos cuenta que
esa ley es aplicable a nuestra vida: "Tenemos un cuerpo muy bien hecho que
nos permite proyectarnos en el porvenir: ir a ver el futuro, arreglarlo y
volver para vivirlo. Y es durante la noche cuando tenemos la capacidad de
arreglar ese futuro que hemos construido durante el día. Podemos ver los
peligros antes de vivirlos por medio de la intuición, y borrarlos".

Algunas claves para comprender y aplicar la Teoría del Desdoblamiento
- Todos tenemos un doble.
- Nuestro doble no es el cuerpo astral o etérico. Es verdaderamente nuestro
“yo”, en otra dimensión.
- Todo ocurre en el eterno ahora.
- La información con nuestro doble se intercambia mediante aperturas entre
los distintos tiempos. Estas “aperturas temporales” imperceptibles, son
aceleradores del transcurso del tiempo que nos arrastran hacia otros
espacios a velocidad prodigiosa.
- Nuestro “doble” es verdaderamente otro “yo”. El cuerpo visible explora el
espacio en nuestro tiempo. El otro, generalmente imperceptible, viaja en los
diferentes tiempos de nuestro desdoblamiento.
- De manera esquemática podemos decir que un cuerpo energético informa a
nuestro cuerpo físico. Toda partícula emite y recibe ondas. Todo organismo
recibe informaciones para vivir y sobrevivir.
- El presente actualiza futuros potenciales creados por el pasado. Un cambio
de pensamiento de un segundo crea numerosos potenciales de equilibrio en un
tiempo acelerado, cuya síntesis instantánea en nuestro tiempo, conllevaría
una puesta en forma o recuperación rápida de apariencia milagrosa.
- Nuestro “doble” experimenta muy rápidamente nuestro futuro y, por
aperturas imperceptibles entre los dos tiempos, intercambios permanentes de
informaciones nos llevan por el buen camino.
- Es recuperando el principio vital de intercambio de informaciones con
nuestro “doble” durante nuestros sueños, que podremos por fin conocer el
objetivo de nuestra vida y encontrar el equilibrio capaz de reconducirnos a
él.
- Nuestro doble está a nuestro servicio, esperando contactar con nosotros
para transmitirnos los mejores instintos de supervivencia, ya que él viaja
al futuro y nos transmite la información.
- Tenemos varias potencialidades en nuestro futuro. Se trata de escoger la
mejor para beneficio nuestro y de nuestro planeta, aprendiendo a recibir las
informaciones de nuestro “doble” y no empezar a poner en duda su existencia.
- No hay necesidad de recordar los sueños. Basta con prepararnos a “bien
soñar” por la noche para vivir bien durante el día, modificando nuestros
pensamientos (siempre en positivo).
- Momentos antes de dormirnos podemos ponernos en contacto con nuestro
“doble”, exponerle nuestros problemas y pedirle que busque la mejor solución
posible (de entre los posibles futuros). ¿Recuerdan la frase "lo consultaré
con la almohada"?
- Tener total confianza en que tu “doble”, te lo va a resolver de la mejor
manera posible (ya que tu doble eres tú en otra dimensión). Tener la
“certeza” de que ya te lo resuelve. Tener una actitud de total
despreocupación y confianza. No pensar en hacer a los demás lo que no
quieras que los demás piensen en hacerte a tí. Estar muy atentos a las
señales que nos da la vida. Saber escuchar los “avisos”.
- Estas informaciones provenientes de las “aperturas temporales”
imperceptibles nos permiten mejorar nuestro presente. Son siempre tan
rápidas que nos llegan bajo la forma de intuiciones, sugerencias y
premoniciones.
- El control de las aperturas temporales cambia nuestras noches y también
nuestra vida. Además es un medio muy eficaz para ya no estar angustiados o
deprimidos frente a una situación delicada, a condición de saber cómo y por
qué proceder. En efecto, el saber que el día siguiente será mejor nos alegra
el corazón, el estrés desaparece y con él las enfermedades. El dirigir
nuestra vida es nuestra responsabilidad.
- Es preciso ser dos para intercambiar información: uno de ellos viaja entre
su presente y su futuro. El otro entre ese futuro (que es su presente) y el
futuro de ese futuro (que es su propio futuro). Así pues, las tres
realidades presentes -del pasado, del presente y del futuro- son accesibles
al mismo tiempo por intercambios de información en las aperturas temporales.
- Nuestro doble es un explorador o mensajero. Está ahí para asegurarnos el
mejor presente a cada instante. Está listo para darnos todas las
informaciones necesarias en cuanto se lo pidamos. Puesto que “él” es “yo”,
está siempre dispuesto a crearnos el mejor porvenir.
- Cuando estamos seguros de recibir ayuda en todo momento y en todo lugar,
esta confianza se vuelve un automatismo saludable.
- Nuestro doble tiene la capacidad de explorar lentamente nuestro futuro, en
un tiempo tan rápido que no nos damos cuenta de ello. En nuestro tiempo
recibimos sus consejos en forma de sugerencias inmediatas, que crean nuestra
intuición.
- El hecho de estar desdoblados sin tener tiempo de darnos cuenta, nos da la
sensación de saberlo todo intuitivamente, sin tener que pensar en nada.
- Nuestro cuerpo es un receptáculo de informaciones necesarias que nuestro
“doble” llena en cuanto puede. Todas nuestras células obedecen a la voluntad
de este otro yo, que espera nuestro consentimiento para venir a visitarnos.
- Su benevolencia es incuestionable porque “él” es “tú”, y siempre lo será
puesto que te asegura la vida después de la muerte, en otro tiempo, pero
como es imperceptible lo hemos olvidado. Es buscando y reencontrando el
contacto con nuestro “doble” que podremos equilibrarnos y entender el
objetivo de nuestra vida terrestre.
- ¿Cómo proyectamos nuestro futuro? La anticipación es un principio vital.
Es con nuestros pensamientos que proyectamos nuestro futuro. Si vamos por la
calle y alguien nos da un empujón y pensamos ¡lo mataría!, este pensamiento
ya está abriendo un futuro potencial asesino para nosotros en nuestras
aperturas temporales.
Esto lo podemos modificar con un sencillo intercambio de información: con un
pensamiento contrario y tranquilizador. Así reina la paz en el futuro. La
ley de los tiempos es sencilla: “Si nadie en la Tierra pensara en matar, no
existiría ningún futuro potencial asesino y la actualización de un asesinato
sería imposible”.
Todo depende, pues, de nuestro modo de vida y de nuestros pensamientos que
crean el conjunto de nuestras posibilidades de futuro y eso durante los
aproximadamente veinticinco mil años de nuestro desdoblamiento actual.
Nuestro doble puede modificar los futuros que nosotros hemos creado, siempre
a petición nuestra.
Cuando le damos las gracias, él entiende que va por buen camino y no duda en
seguir adelante con lo que ha empezado, en función de las informaciones que
recibe de su pasado.
- Restablecer un cuerpo enfermo o acallar una mente angustiada viene a ser
cambiar el futuro y consecuentemente cambiar el mundo. El quejarse o
lamentarse crea inmediatamente en el futuro algo del que poder quejarse o
lamentarse.
- El intercambio de informaciones con un doble no es mágico ni peligroso. Lo
peligroso es ignorar la forma de controlar las informaciones que nos llegan
a cada instante y de vivir según nuestra conciencia, sin saber quién la
llena de pensamientos subliminales sin interés alguno.
- La única dificultad proviene de la forma de pensar, pues no estamos
acostumbrados a colocar el futuro antes que el presente. Esta nueva noción
del tiempo va a conmocionar el fundamento mismo de todos nuestros
pensamientos.
- Dejando nuestro sueño en manos de nuestro doble, es como encontramos o
recobramos un equilibrio corporal y, sobre todo, y a su vez, planetario.
Aquél que se mantiene en contacto con su doble, no teme al futuro, cosecha
sólo informaciones capaces de crear y de recibir las mejores posibilidades
futuras individuales.
Equilibrándose de esta manera, equilibrará al planeta cuyo futuro potencial
colectivo mejorará poco a poco. Sólo nuestro doble es capaz de volvernos a
dar las ideas que eran las nuestras cuando nacimos.
- Es importante ser conscientes de nuestro último pensamiento antes de
quedarnos dormidos, pues es el que nos dirige al tiempo ralentizado de
nuestro doble.
Es el agua de nuestro cuerpo la que almacena y restituye las informaciones.
El enfocarnos demasiado en nuestros problemas atrae las energías futuras
responsables de nuestras dificultades. Si intentamos encontrar nuestras
soluciones de esa manera, atraeremos futuros que pueden no ser los más
adecuados. Sin embargo, si pedimos a nuestro doble que resuelva nuestros
problemas y clasifique las soluciones, lo atraeremos hacia nosotros y
nuestros sueños serán benéficos siempre que aceptemos su solución, con una
confianza absoluta, con gratitud y en la certeza de que es el mejor futuro
posible.
La mejor manera de quedarnos dormidos es pedir a nuestro doble que nos envíe
el mejor futuro que hemos podido crear. "Que se haga tu voluntad". El dejar
nuestro lugar de director de orquesta a nuestro doble nos adormece más
rápidamente que nuestros deseos o proyectos. Simplificándolo en una sola
palabra, sería "encomendarnos".
- Nuestra encarnación en la tierra tiene como objetivo permitir a nuestro
“doble” arreglar los futuros que hemos perturbado. Le servimos de trampolín
hacia el futuro que deberíamos construir según sus consejos. De esta manera
el Apocalipsis volvería a encontrar su sentido etimológico de descubrimiento
maravilloso de lo escondido. El planeta sólo actualizaría futuros
beneficiosos para todos.

octubre 10, 2011

Eduardo Galeano – Llorar

 

Fue en la selva, en la amazonia ecuatoriana.
Los indios shuar estaban llorando a una abuela moribunda.
Lloraban sentados, a la orilla de su agonía.
Un testigo, venido de otros mundos, preguntó:
- ¿Por qué lloran delante de ella, si todavía está viva?
Y contestaron los que lloraban:
- Para que sepa que la queremos mucho.

Eduardo Galeano. El libro de los abrazos.

octubre 07, 2011

SENTIRNOS VIVOS

Hace Algunos dias reflexionaba acerca de la vida y de las posibilidades
que tenemos de aumentar nuestro bienestar... Me di cuenta de que, en la
mayoría de los casos, nos es más fácil, por ejemplo: seguir un plan
establecido de tareas y ejercicios que nos ayuden a mejorar el estado
físico, en lugar de tener que tomar la decisión cada día de incrementar
algún habito positivo para mejorarlo.
Por esto, quiero hacerte una
propuesta de ejercicios para el alma. He elaborado un plan de dos
semanas que día a día te propone una actividad diferente. Te sugiero que
lo practiques para que, poco a poco, puedas ir transformando tu actitud
y algunos de tus hábitos y comportamientos negativos más frecuentes.
Espero que, al final de los 14 días, hayas experimentado tal bienestar
que tengas la motivación para continuar incorporando a tu vida cada día
una actividad que te mantenga emocional y espiritualmente vital y
entusiasta.
Ten presente que cada vez que pierdas la actividad de un
día... tendrás que volver a comenzar desde el principio para que puedas
alcanzar el resultado positivo que esperas disfrutar.
¡Ahora sí, manos a la obra!

1er Dia. Sonríe ante un nuevo día. Al levantarte hoy, dedica un par de
minutos a dar gracias por tener la oportunidad de respirar y ver el sol
un día más. Alégrate de estar vivo. Esto te ayudará a tomar en cuenta el
aspecto positivo de la vida.


2do Dia. Cultiva la amistad.
Encuentra tiempo para un amigo. Llámalo e invítale a tomar un café para
conversar y compartir un rato. La amistad es uno de los grandes aliados
para nuestro bienestar... Déjate ayudar o acompañar de los amigos y
corresponde de la misma manera.


3er Dia. Valorar las cosas


pequeñas. Recuerda que los pequeños placeres que nos damos de vez en
cuando son la sal de la vida. Hoy no permitas que otros decidan por ti,
elige la película que vas a ver, la ropa que te vas a poner, lo que
quieres comer.

4to DIA. No tengas falsas expectativas. Deja de
esperar tanto de tus seres queridos y hasta de los extraños... Cuando
esperamos tanto de los demás, generalmente nos sentimos frustrados
cuando las personas no actúan o no nos dan aquello que esperamos.
5to DIA. Sé humilde. Es importante tener la humildad que te permita
reconocer y aceptar tus errores y limitaciones, pues esta es la única
vía para superarlos. Pregúntate: ¿Qué tengo que aprender de esta
situación? Recuerda que: " El placer se acaba cuando intentamos
atraparlo y el dolor se extiende cuando lo rechazamos".

6to DIA. Escucha tu cuerpo. Muchas veces te sientes irritado, alterado y en
realidad es porque estás cansado físicamente. De vez en cuando tenemos
que detenernos para escuchar los mensajes que nos envía el cuerpo, a
tiempo de descansar y alimentarnos mejor, para recuperarnos
energéticamente.

7toDIA. Rompe el ciclo. Hay situaciones que se
repiten en nuestra vida. Decide actuar o responder de una manera
diferente a cada una de ellas, y rompe el ciclo. La mayoría de las veces
la solución depende de un cambio de actitud.

8to DIA. Pasa la página. Decide terminar con ese habito negativo que afecta tu salud o la armonía en tu vida. Una vez que hayas tomado la decisión de hacerlo, no
des marcha atrás. Puedes practicar este ejercicio: Rompe un periódico
pagina por pagina, imaginando que rompes con ese viejo hábito o con esa
actitud.

9er DIA. Hazte un regalo. De vez en cuando es
importante recompensarte por todos los pequeños y grandes logros que has
alcanzado. Hoy, hazte un regalo muy especial y recíbelo sin sentirte
culpable.

10to DIA. Construye un puente. Acércate a esa persona
con la que tienes un malentendido o un desacuerdo, que los ha separado
por mucho tiempo y comunícate con ella. Pídele perdón o perdónalo si
fuese necesario, y restablece la relación.

11vo DIA. Visualiza
tu sueño. Piensa en esa meta que deseas alcanzar en el futuro. Crea una
imagen mental detallada del momento en que la consigues y visualízala
varias veces al día.

12vo DIA. Realiza un acto bondadoso. El
día de hoy haz algo bueno y desinteresado por otra persona. En la medida
en que ayudamos a otros limpiamente, el universo conspira para llenar
de nuevo los bolsillos de nuestra vida.

13vo DIA. Rompe la
rutina. Prueba a introducir una nota de locura y diversión en tu rutina
diaria. Atrévete a cambiar algunas de las cosas que haces y que te
molestan por otra actividad.

14vo DIA. Acaba el día en forma
agradable. Después de un día lleno de actividad, puedes tomar una baño
largo de agua caliente, para soltar las tensiones y relajarte un poco.
Puedes, además, poner tu música preferida o leer un buen libro antes de
apagar la luz.

¡Suelta el pasado, vive el presente, la
vida es maravillosa y todo va a estar muy bien!